Nuestros mejores deseos para estas fechas

Permitidme hoy brindar un mensaje diferente a esas personas desencantadas, a las desesperanzadas, a quienes perdieron la energía, las ganas, a quienes ya se conformaron, a quienes dejaron de luchar o perseguir sueños. A esos hombre y mujeres a quienes la falta de fe les impide embriagarse del espíritu de la Navidad.

Pudiera parecer que estas fiestas sólo son realmente especiales durante la infancia y para quienes viven en la creencia de la fe cristiana, de la cual bebe esta tradición. Solemos caer en la trampa de la crítica consumista para repudiar la celebración, para evitar sentir esa fuerza interior que nos impele a ser mejores, a desear felicidad, amor, paz…, a todos los seres humanos. Suele ocurrir que las pérdidas que sufrimos, las decepciones, los problemas de la vida adulta, tornan escéptico nuestro sentir y cada vez resulta más común encontrar personas que se sienten deprimidas al acercarse estas fechas.

Desde mi más convencido agnosticismo, defiendo no obstante, un único camino de felicidad, donde el primer paso consiste en aprender a respetarnos y amarnos a nosotros mismos para así amar y respetar cuantos seres nos rodean incluido este pequeño punto en el universo que es nuestro hogar. El nuevo milenio nos ha dado herramientas poderosas y hasta hace poco inimaginables para predicar una forma diferente de vivir, para instar al cambio, tal vez el inicio de una nueva primavera para la humanidad.

Hagamos de estos días un tiempo para acercarnos, para reflexionar, pues pronto pasaremos hoja al calendario y estaría bien hacer balance: para rectificar, para crecer, para apreciar, para mejorar.

Intentemos vivir la Navidad, aunque sólo sea una simple excusa, como una época de introspección y recogimiento, de búsqueda de nosotros mismos, de renacimiento y también como una oportunidad de acercarnos todavía más a cuantas personas son parte importante en nuestras vidas. Aprovechemos este breve lapso en nuestra ajetreada vida para ralentizar el tic-tac del reloj y alcanzar esa mirada interior que permita redimir la humanidad que llevamos dentro.

Con nuestros mejores deseos

El equipo de Mundo Wiki.

Advertisements

About Roser Escriche

Economista y antropóloga. Profesora de Administración y Finanzas. Interesada en todo aquello relacionado con el comportamiento humano y las cuestiones sociales.
This entry was posted in Uncategorized and tagged . Bookmark the permalink.

One Response to Nuestros mejores deseos para estas fechas

  1. No se puede decir mejor. Gracias, Roser.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s