¿Compramos una vida?

Dicen que el dinero no da la felicidad pero en ciertos casos ayuda, y mucho. Hoy día, las parejas homosexuales y toda aquella persona que tenga interés en tener un hijo y que, por los motivos que sean, no puedan, lo tienen muy fácil. Pueden buscar en internet, poner en Google “vientre de alquiler” y voilá, ahí está, un hijo por tan sólo 25.000 € , o al menos eso es lo que pide una mujer Navarra por poner en alquiler su aparato reproductor femenino.Los precios oscilan entre los 10.000 €  y los 100.000€ aproximadamente, ya dependería de los gastos de clínica y de las necesidades de cada una de las mujeres que se ofrecen a ello.

He podido encontrar una web en la que te dan toda la información que necesites sobre este tema y te ayudan a agilizar los trámites, presentándote a madres, informándote…pero todo esto ocurrirá en EE.UU porque aquí en España es algo totalmente ilegal.

Un vientre de alquiler, o lo que se denomina técnicamente “técnica de reproducción asistida con maternidad subrogada consiste en lo siguiente :

En primer lugar, se extraen las células sexuales de cada uno de los progenitores, mediante una estimulación previa. Una vez obtenidos, se realiza la fecundación, la unión de ambos, generando embriones que posteriormente se insertarán en el vientre de la madre que hemos elegido. A este proceso se le denomina fecundación in vitro(FIV), puesto que la unión de gametos se realiza fuera del útero materno. En el caso de mujeres que no tienen problemas de útero, el proceso puede llevarse a cabo insertando los embriones en la madre biológica.

Si el problema que se presenta, no es la fertilidad de la madre si no la del padre, se insemina artificialmente con el esperma del padre o del donante elegido en el vientre de la madre de alquiler. La inseminación artificial (IA) consiste en la insercción del esperma directamente en la vagina mediante material especializado favoreciendo así la llegada de éste a los óvulos, es decir, la fecundación. Si la fertilidad es un problema mútuo, el esperma y los gametos femeninos serán ambos cedidos por donantes, pero la técnica al igual que en el caso anterior, comparte el mismo procedimiento.

Hasta aquí todo perfecto, hemos pagado y hemos conseguido mediante las nuevas tecnologías crear un hijo que porte todo el material genético de los compradores . Al paso que va la sociedad actual, en poco tiempo, podremos elegir a nuestro futuro hijo por catálogo, o se creará un teléfono llamado “telebebé” en el que te dejarán en 9 meses un hijo en tu casa, bien calentito.  Si es cierto, que no debe haber nada de malo en algo que da felicidad a tantas parejas con problemas de fertilidad, o a ese amigo tuyo homosexual que se acaba de casar y que quiere sentirse como una pareja heterosexual más, pero…¿Qué ocurre con la futura madre? Según el blog de Natalia López Moratalla : “Con el embarazo, el cerebro de la mujer cambia, en su estructura y funciones, para responder a los pedidos básicos que recibe del feto. Esta unión, afectiva y emocional, se refuerza aún más con el parto y la lactancia. El conocido como vínculo de apego forma parte del proceso biológico natural de la maternidad”. Es decir, hay una conexión entre el hijo y la madre por el simple hecho de haber sido concebido en su cuerpo, conexión que se rompería si se diese ese hijo a otros padres y que puede ocasionar problemas de salud tanto a la madre como al feto, puesto que, como se ve, este cambio afecta a nivel neuronal.Se comete un error  al decir que los niños pequeños no entienden o que sufren menos, a lo mejor no lo hacen de la misma forma que el resto de los adultos o no les afecta en la misma medida, pero igualmente, son personas, sienten y padecen.

¿Quién garantiza que la futura madre de tu hijo, no tenga alguna enfermedad?¿Es justo lo que se paga por el peligro de sufrir dichos problemas de salud?¿Serías igual de feliz sabiendo que tu hijo puede llegar a desarrollar algún tipo de problema que le afecte en un futuro?. Todas estas dudas ,según la web que he mencionado anteriormente serán resueltas,pero aún así hay una duda que no te va a resolver nadie, y es si es ético comprar una vida, habiendo vidas ya que necesitan poder ser vividas, porque ningún niño elige nacer.

Fotografía :  “Yo soy madre soltera”

Advertisements

About Cintia Martínez

Biotecnóloga en potencia.Adicta a las redes sociales y Bloguera.
This entry was posted in Ciencia, Comportamiento, Leyes, Modelos de negocio, Política, Tendencias and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s